“El Respiro”: Cómo inscribirse en la aplaudida iniciativa de Lavín que apoya a cuidadores de adultos mayores

  • La idea de la Municipalidad de La Condes es dar una ayuda a las personas que, al estar a cargo todos los días de un familiar de la tercera edad, no pueden atender sus propias necesidades.

El alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, presentó una iniciativa que va en directo beneficio de aquellos vecinos de la comuna que tienen a un familiar adulto mayor -con dependencia física o cognitiva- a su cuidado. 

La idea del edil, explicó en su cuenta de Twitter, es que “esas personas que cuidan al adulto mayor tengan un respiro”. Y ese es el nombre del plan que incluye que dos o tres veces por semana, y un fin de semana al mes, el municipio envíe a un cuidador o cuidadora de reemplazo. 

A su vez, de acuerdo a la municipalidad, la iniciativa busca “generar oportunidades laborales dentro de la comuna para vecinos que están capacitados para dedicarse al cuidado de este segmento de adultos mayores”.

Mira también: FUAS: Conoce cómo postular a la gratuidad, becas o créditos para la educación superior

Elogian a Lavín

En Twitter el programa generó cientos de comentarios positivos, varios de los cuales piden que la idea sea replicada por otros alcaldes del país. 

¿Qué hay que hacer?

Los interesados en el beneficio deberán inscribirse en el Departamento del Adulto Mayor, que está ubicado en Camino El Alba 9051, y atiende de lunes a viernes de 08:30 a 13:00 horas. 

También pueden hacer la solicitud vía telefónica llamando al 229508452 o al 229507641.

Tras esto, una asistente social realizará una visita al domicilio de la persona a cargo de los cuidados del adulto mayor para hacer una evaluación psicosocial. 

Mira también: Conoce las calles y las horas en las que han ocurrido más ataques de “motochorros” en Santiago

Los requisitos

Según el portal de la Municipalidad, para acceder al beneficio se necesita:

  • Ser un vecino que resida en Las Condes.
  • Que el familiar a cago del cuidado del adulto mayor presente alto riesgo de estrés, se vea imposibilitado de atender sus propias necesidades o carezca de espacios de autocuidado por su responsabilidad para con el anciano.
  • Que el adulto mayor tenga una situación de salud física o cognitiva deteriorada por enfermedad invalidante o catastrófica que le impida valerse por sí mismo en los cuidados básicos.
  • Que la familia, o redes de apoyo, presenten “dificultades económicas” para contratar un cuidador o cuidadora particular.

Was This Post Helpful:

0 votes, 0 avg. rating

Compartir:

Editoregional . - .