Irresponsable, negar el cambio climático

Hoy es más caro extraer hidrocarburos que usar energías sustentables, afirma el Nobel de QuímicC

Es totalmente inaceptable la irresponsabilidad del presidente de Estados Unidos, Donald Trump –quien retiró a su país del Acuerdo de París COP21 para la reducción de gases de efecto invernadero–, y la de quienes niegan la existencia del cambio climático, afirmó Mario Molina, integrante de El Colegio Nacional y ganador del Premio Nobel de Química 1995.

Resulta inconcebible que un presidente tenga una ignorancia de ese tamaño, añadió el egresado de la Facultad de Química de la UNAM, y que afirme que ese fenómeno global “es un engaño y una industria de hacer dinero”. Por fortuna, en el vecino país del norte, en estados como California, y en algunas industrias, ya se están tomando medidas para combatir el calentamiento global.

En tanto, señaló, el gobierno actual de México quiere regresar al siglo pasado, cuando “teníamos mucho petróleo”, aunque hoy es más caro extraer los hidrocarburos que usar energías sustentables. Eso es muy preocupante.

En torno al tema, consideró, estamos jugando a la ruleta: con acciones y siguiendo ese acuerdo, la temperatura del planeta podría subir entre dos y dos grados y medio; pero hay que reducir aún más las emisiones de gases de efecto invernadero, porque “sale mucho más caro no hacerlo”.

Sin tomar medidas, ese incremento podría ser de cuatro o cinco grados por arriba de la temperatura que ha tenido el planeta durante millones de años. “El riesgo de que así ocurra es de uno en cinco; y eso implicaría desastres gigantescos en el mundo, porque habría migraciones enormes, millones de personas que fallecerían porque no podrían sobrevivir en temperaturas de más de 50 grados por mucho tiempo, al tiempo que habría partes de la Tierra inhabitables, entre otros. Sería costosísimo, totalmente absurdo”.

Problema actual

En el Auditorio Fernando Ocaranza de la Facultad de Medicina, recordó que el desarrollo sustentable, concepto que se creó el siglo pasado, consiste en garantizar las necesidades del presente sin comprometer las capacidades de las generaciones futuras para satisfacer sus propios requerimientos.

Pero, la afectación al medio ambiente es tal que no sólo se trata de las generaciones futuras, sino también de las actuales, porque el impacto hoy ya es muy grande, alertó el presidente del Centro Mario Molina para Estudios Estratégicos sobre Energía y Medio Ambiente.

Aunque no se ha aceptado oficialmente, aclaró, se ha generalizado el uso de la palabra Antropoceno para designar a la época geológica actual, y ya no el Holoceno, que inició hace cerca de 10 mil años, lapso en el cual el clima permaneció muy estable.

La llamada gran aceleración muestra el aumento de la población, del consumo de fertilizantes y de energía, del uso de agua, del transporte, de las telecomunicaciones, entre otros, a partir de la segunda mitad del siglo pasado. Tal avance económico ha tenido repercusiones relevantes en los límites planetarios.

La comunidad científica ha identificado problemas muy serios a los cuales se enfrenta nuestro orbe: el cambio climático, la interferencia en el ciclo del nitrógeno por el uso excesivo de fertilizantes y la pérdida de la biodiversidad son los más significativos.

Y a ellos se suman otros, como la acidificación de los océanos, el uso global de agua dulce, el cambio de uso de suelo y la contaminación química, añadió Mario Molina en la conferencia Cambio Climático: Ciencia y Política.

Para dar solución, se requiere que la sociedad internacional se ponga de acuerdo. Es posible hacerlo, y muestra de lo anterior es que el agotamiento de la capa de ozono, que nos protege de la radiación ultravioleta, pudo resolverse mediante un acuerdo internacional, y hoy está en recuperación, destacó el universitario.

Finalmente, Mario Molina mencionó que hay mitos en torno al tema: el primero es que las transformaciones del clima que observamos son naturales y no está claro que estén relacionadas con las actividades humanas. Otros son que el clima cambia lentamente y que podría tener algunos beneficios, sólo hay que esperar y no preocuparnos.

Ciencia y política, tema de la conferencia. Foto: Francisco Parra.
Ciencia y política, tema de la conferencia. Foto: Francisco Parra.

Was This Post Helpful:

0 votes, 0 avg. rating

Compartir:

Editoregional . - .