Realizado por el MOP durante el 2018 Estudio define como puntos críticos de inundación las quebradas de Marquesa, Talca y Leiva

Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
En este documento, que será entregado a los municipios, se realizó una simulación en base a las máximas precipitaciones que puedan ocurrir en los próximos 100 años. Lo preocupante es que existen algunos de estos sitios en la ribera que han sido ocupados y en los cuáles se deberán desarrollar obras para evitar daños a la población.

Tras los desastres de inundaciones provocados por las lluvias de 2015 y 2017 en la región, quedó en evidencia que se debían tomar medidas de largo plazo en esta materia. Por esta razón, el ministerio de Obras Públicas llevó a cabo durante el 2018 el “Estudio de Vulnerabilidad y Definición de un Plan de manejo de cauces” para las cuencas de los ríos Elqui y Choapa, que tuvo un costo aproximado de 452 millones de pesos.

Según explica el seremi del rubro, Pablo Herman, éste tenía como objetivo formular un diagnóstico actualizado de los ríos y, en el caso del Elqui, de 10 quebradas, afluentes del cauce. Asimismo, permitió elaborar un plan de manejo que propone mejoras en su condición actual, integrando de la mejor forma posible las actividades y/ o usos que se realizan en él y sus riberas adyacentes, dentro del marco de las necesidades hidráulicas del cauce.

“Nos permitió ver exactamente la capacidad que tienen los cauces en un retorno de 100 años, ver cuánto es la crecida máxima que pueda haber con un una lluvia de proporciones, además, evaluar la debilidad que tiene el río o las cuencas”, puntualizó la autoridad.

Con estos antecedentes, especifica, se puede saber a ciencia cierta cuánto es el máximo caudal que podría traer “y calculando eso podemos ver exactamente qué obras de mitigación podemos hacer y, por otra parte, trabajar con otros servicios públicos como Bienes Nacionales la delimitación del Río Elqui”, recalcó.

Puntos más críticos

El seremi de Obras Públicas manifiesta que para realizar este estudio se realizó una simulación que posibilitó identificar los puntos de mayor riesgo ante las lluvias abundantes. En este sentido, se pudo determinar que los puntos más críticos se encuentran en las quebradas de Marquesa, Talca, Leiva e Islón.

Uno de los principales problemas con los que se encontraron, dice, es que existen sectores que se están poblando “pero que tienen probabilidades de inundaciones y están en zonas de riesgo, como lo es, por ejemplo, Quebrada de Talca”. Esto, indica, principalmente porque hay sectores del rio que se están loteando o se están comprando parcelas “los que ya sufrieron el 2017 y van a sufrir de presentarse eventos similares”, puntualiza.

Respecto a si se está considerando el retiro de algunas viviendas aledañas, la autoridad regional del MOP indica que por el momento no, pero que la idea es desarrollar en estos sectores obras de gran envergadura que permitan evitar un posible daño a las personas. “Claramente hoy en día ya existen viviendas que están insertas en el cauce o loteos que se están vendiendo también, lo que nos hace hacer a nosotros un esfuerzo mayor en ver las obras que podemos hacer o realizar para que nos e dañen. Ahora, ganarle al agua o al cauce del río es prácticamente imposible, podemos verlo ahora con las lluvias que hubo en el norte, los ríos bajan y arrastran material”, advierte.

Lo que si se espera hacer en el futuro, indica, es que este estudio sirva como una guía para las entidades que pueden regular esta situación. “Con esto nosotros podemos entregarle un instrumento al municipio para que no de permisos de obras en esos sectores y al Serviu también para que no defina construcción de viviendas en sectores que no le permiten”.

El problema que existe hasta ahora, sostiene, es que muchas de estas casas o estos loteos o son irregulares o no tienen permisos de edificación y se hacen a conciencia del propietario, no de los municipios. “Y esto de alguna manera es un resguardo para los municipios, porque ellos van a saber exactamente cuáles van a ser las zonas de peligro”.

De igual forma, la autoridad regional enfatiza en que se podrá regular de mayor forma las construcciones que se están desarrollando en la ribera del Río Elqui, que también presentan riesgo ante la posible crecida del cauce. “Acá vamos a poder calcular también los pretiles, por ejemplo, porque existen inmobiliarias que han sacado permisos de edificación para construir y tienen boletas de garantías retenidas en la dirección de obras municipales que van de la mano con defensas fluviales a realizar, pero esas defensas tenían que tener también un estudio”. De esta forma, indica, este instrumento cobra relevancia porque va a posibilitar a las direcciones de obras municipales dar permisos de edificación y fiscalizar de mejor manera.

Obras más definitivas

Por otra parte, el seremi de Obras Públicas dice que estos resultados les van a permitir desarrollar obras futuras de mayor envergadura e inversión, que aminoren el impacto del agua “podemos generar obras de encauzamiento de mejor estándar, muros más grandes, en las cuales sabemos las alturas, porque sabemos la cantidad de caudal que traería, que se calcula en un retorno a 100 años”.

Asimismo, plantea que otorgará una orientación de cómo instalar obras adicionales como puentes, teniendo el cálculo del posible caudal. En esta línea, destaca por ejemplo que en el caso de la localidad de Marquesa se encuentran desarrollando el diseño del nuevo puente “y con este análisis podemos saber el caudal y ver exactamente cuál va a ser la colocación de esta infraestructura, la más adecuada”.

Herman explica que el estudio de hecho arrojó algunas prefactibilidades para proyectos de envergadura en los puntos más críticos, pero ahora tienen que gestionar los recursos. Con todo proyectan que podrían tardar hasta 2 años en ejecutarlas.

“Este estudio permite que se generen obras ya con una base, de manera de saber las alturas que tienen que tener, en base a eso los anchos y así poder proteger a la ciudad, en el caso de la desembocadura, de una posible lluvia de aquí a 100 años”.

Con ello también se espera generarle un espacio al río, porque según dice existen en la actualidad personas, empresas, viñas y loteos que se han ido tomando esta caja “y eso hace que estrangulen el rio, que de alguna manera se expongan a crecidas”.

De igual forma, a través de esta iniciativa se espera desarrollar obras al interior de las quebradas, que son perpendiculares. “Son muros que se colocan antes de que llegue al río cosa de que la fuerza disminuye y se embanquen ahí también los sedimentos, porque la gran problemática de esto es todo el barro y el material que arrastran, lo que hace que suba la caja del río”.

Lo que se va a hacer ahora, precisa Herman, es que se va a priorizar exactamente cuáles son las quebradas más vulnerables y en base a eso generar los diseños para la ejecución. Pero advierte que “es un proceso lento, lo que no significa que no estemos ahora haciendo ciertas medidas de mitigación, que son provisorias, porque tenemos que actuar”

En este sentido, agrega que “ya se han comenzado a realizar ciertas medidas de mitigación en la Quebrada Leiva, que es en la zona alta de Vicuña y en Marquesa, que es el sector bajo del Puclaro. Pero esas son medidas provisorias, porque este estudio lo importante que tiene es que nos va a entregar trabajos definitivos, pero eso requiere recursos”, precisó Pablo Herman.

Cabe destacar que esta cartera destina un presupuesto cercano a los $1.000 millones para hacer obras de limpiezas de cauce, enrocado, gaviones en las distintas quebradas. “Pero este estudio nos va a permitir soluciones más definitivas, por eso es tan importante. Es lamentable no haberlo tenido hecho ya hace mucho tiempo, pero es un tema que estamos recién tomando y la idea es que en base a esto tengamos la hoja de ruta como para poder evaluar los proyectos a realizar”.

El seremi de Obras Públicas enfatiza que con el tema del cambio climático, son menos veces las que llueve, pero cuando llegan estos eventos lo hacen con mayor intensidad. “Ya por lo menos contamos con una hoja de ruta y ahora tenemos que acelerar ciertos procesos de licitación, sobre todo en las sectores más complejos”, enfatiza.

Fuente: Diario el Día – http://www.diarioeldia.cl/region/estudio-define-como-puntos-criticos-inundacion-quebradas-marquesa-talca-leiva


Was This Post Helpful:

0 votes, 0 avg. rating

Compartir:

Editoregional . - .