Donald Trump y Kim Jong Un realizaron histórico encuentro en Zona Desmilitarizada en Corea

El hecho ocurrió durante la madrugada de nuestro país y tuvo a todo el mundo expectante.

AFP.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ingresó a pie en Corea del Norte el domingo, y dio unos pasos históricos con el líder de este país, Kim Jong Un, quien lo invitó a cruzar la frontera.

El jefe de la Casa Blanca cruzó el límite que marca la separación entre las dos Coreas en el pueblo de Panmunjom, donde fue firmado el armisticio de 1953.

Nunca un presidente estadounidense había entrado antes en suelo norcoreano.

Acompañado por el líder de Pyongyang, vestido con un traje Mao antracita, el magnate estadounidense hizo varios pasos en territorio norcoreano, antes de posar a su lado para los periodistas en la línea de demarcación.

Luego ambos dirigentes volvieron a cruzar la línea de demarcación e ingresaron en territorio de Corea del Sur, donde formularon unas breves declaraciones a la prensa antes de encontrase con el presidente surcoreano Moon Jae-in.

«Es un gran día para el mundo», dijo. «Esto significa que queremos poner fin a un pasado desagradable e intentar crear un nuevo futuro».

La Zona Desmilitarizada es considerada la última frontera de la Guerra Fría, una verdadera tierra de nadie implementada en 1953 y escenario de un enfrentamiento entre dos países hermanos y confrontados.

Se trata de una franja de cuatro kilómetros de ancho que recorre 250 kilómetros a través de la península de Corea, a unos 50 kilómetros al norte de Seúl y unos 200 kilómetros al sur de Pyongyang.

En el centro de esa franja corre la Línea Militar de Demarcación (LMD), el punto donde se encontraban las líneas de frente de las tropas enfrentadas al momento en que se firmó un cese del fuego en 1953.

Por ese acuerdo, los dos países retrocedieron dos kilómetros sus líneas. En el lado Sur, Seúl estableció zonas reservadas adicionales de ancho diferente donde el acceso de civiles es restringido.

Frontera que separa el Norte y el Sur de Corea, el armamento pesado está prohibido dentro de los límites de la DMZ. Las patrullas están permitidas pero no pueden cruzar la LMD. Tampoco está autorizado que haya más de 1.000 personas de cada lado dentro de la zona en ningún momento. Toda la DMZ está protegida con minas antipersonales.

Las áreas próximas a la DMZ constituyen algunos de los lugares más fortificados del planeta, atestados de artillería pesada, campos militares y más terrenos minados.

 

afp