Uruguay transforma su matriz energética y en cuatro años logra que el 50% sea eólica y solar

En el país sudamericano la generación eléctrica es renovable permitió un ahorro anual de 2.000 millones de dólares.

Una eficiente revolución energética desarrollaron los gobiernos del Frente Amplio en la República Oriental del Uruguay. En cuatro años lograron que casi el 50% de la matriz del país provenga de la energía solar y fundamentalmente de la eólica. Fue un proceso de reconversión iniciado en 2008 durante el primer mandato de Tabaré Vázquez.

El proyecto de la Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas​ (UTE), la empresa estatal uruguaya, consiguió pasar de un costo energético anual de 2.500 millones de dólares en 2012 a los US$ 500 millones actuales. Se trata de un ahorro de 2.000 millones de dólares que representan el 80%.

Los parques eólicos producen el 38% de la energía, un 10% llega del manejo de residuos agropecuarios e industriales junto con los paneles solares y el 50% proviene de las centrales hidroeléctricas. Las antiguas centrales termoeléctricas representan menos del 2% del total y se mantienen sólo como respaldo del sistema.

El exdirector nacional de energía, Ramón Méndez, explica a la Deutsche Welle que «los grandes organismos internacionales decían que Uruguay no lo iba a lograr, que estaba haciendo las cosas mal, que no subsidiaba como se hacía en todo el mundo, y que, por lo tanto, nunca íbamos a lograr el objetivo».


Was This Post Helpful:

0 votes, 0 avg. rating

Compartir:

Editoregional . - .