Connect with us

PAÍS

Con votos opositores y ningún inhabilitado, diputados aprueban proyecto de Integración Social

Published

on

La iniciativa debía ser votada la semana pasada pero el Gobierno le quitó la urgencia ante las dudas de los parlamentarios. La decisión tuvo sus réditos y los parlamentarios aprobaron el proyecto con 73 votos a favor, 55 en contra y solo una abstención. Pese a las peticiones de algunos parlamentarios, ningún diputado se inhabilitó de la votación por estar vinculado a negocios inmobiliarios.

Luego de que este martes el Ejecutivo repusiera la suma urgencia a su proyecto de Integración Social, este miércoles el pleno de la Cámara de Diputados aprobó en general el proyecto de Ley de Integración Social presentado en mensaje por el Presidente de la República. Una votación que estuvo marcada por la fuerte presencia de los comités de allegados y organizaciones sociales que se manifestaban en contra de la iniciativa desde las graderías del Hemiciclo. Pese a esto, el resultado fueron 73 a favor, 55 votos en contra y solo una abstención.

Un proyecto que en el último tiempo copó la agenda de la comisión de Vivienda, Desarrollo Urbano y Bienes Nacionales, en donde, lejos de pasar desapercibido, protagonizó acalorados debates.  Fue por esto, y frente a la posibilidad de perder la votación, que el Gobierno decidió la semana pasada quitarle la urgencia al proyecto y postergar una votación que en principio estaba agendada para el miércoles pasado. No obstante, este martes repuso la urgencia, siendo votado y despachado al Senado este miércoles.

Diputadas y diputadas aprobaron el proyecto de Ley de Integración Social presentado por el presidente Sebastián Piñera. El resultado fueron 73 votos a favor, 55 en contra y una abstención.

Diputadas y diputadas aprobaron el proyecto de Ley de Integración Social presentado por el presidente Sebastián Piñera. El resultado fueron 73 votos a favor, 55 en contra y una abstención.

Minutos antes de que comenzara la sesión en la Cámara, desde la llamada ‘Bancada transversal por la ciudad y la vivienda justa’ hicieron un llamado a toda la oposición a que rechace la iniciativa, argumentando su petición en el carácter “pro inmobiliario” que veían en el proyecto y debido a que éste tiene un nombre engañoso. Un llamado que no tuvo mucho efecto, porque entre los que aprobaron la iniciativa del Ejecutivo estuvieron parlamentarios tanto de la Democracia Cristiana, como del Partido Radical, el Partido Por la Democracia e incluso la Federación Regionalista Verde Social.

Entre los que participan de esta bancada, está el diputado del Frente Amplio y presidente de la comisión de Vivienda, Gonzalo Winter, quien aseguró que, pese a que la integración social es un objetivo valorable, este proyecto lo que hace en el fondo es aumentar las ganancias de las inmobiliarias y aumentar la desregulación. Por esta razón, decidió votar el rechazo de la iniciativa.

“No podemos decirle a los comités de allegados que ahora la forma de acceder a una vivienda social va a ser que la inmobiliaria decide a qué pobre le entrega el departamento que construyó. Yo creo que la integración social es un tremendo objetivo, pero que este proyecto en el fondo lo que hace es ganar la ganancia de las inmobiliarias, aumentar la desregulación de la ciudad, y atentar contra la planificación urbana“, dijo el parlamentario de Revolución Democrática.

Desde la denominada 'Bancada por la ciudad y la vivienda justa' hicieron un llamado a toda la oposición a que rechacen el proyecto de Integración Social impulsado por el Gobierno.

Desde la denominada ‘Bancada por la ciudad y la vivienda justa’ hicieron un llamado a toda la oposición a que rechacen el proyecto de Integración Social impulsado por el Gobierno.

Una situación que no pasó desapercibida en la discusión en el Congreso, fueron las solicitudes que hicieron algunos parlamentarios pidiendo que se inhabilitaran a aquellos diputados que estuvieran enfrentados a un conflicto de intereses por poseer negocios inmobiliarios.

Esto, porque una de las mayores críticas a la iniciativa es que en el caso de los edificios de arriendo, el proyecto del Gobierno dice que el Estado entregará terrenos fiscales para que las inmobiliarias construyan, en un porcentaje menor, departamentos de arriendo barato. Así, el resto del terreno, quedaría a su disposición para hacer sus negocios. Pese a esto, ningún parlamentario, ni de oposición ni del oficialismo, se inhabilitó.

Sin embargo, las críticas fueron desestimadas por el diputado de Renovación Nacional y también integrante de la comisión de Vivienda, Diego Paulsen, quien fue unos de los votó a favor de la iniciativa. Antes de entrar al Hemicicl, Paulsen argumentó su decisión en que la aprobación de este proyecto permitiría a los chilenos poder acceder a una mejor regulación y constructibilidad.

“Permite que los espacios que ahora están a cargo del Estado, que son bienes de todos los chilenos, se pongan a disposición de generar una mejor calidad de vida a la gente. Este proyecto va a garantizar que los espacios que hoy existen a disposición del Estado tengan una mejor regulación y además una mejor constructibilidad que permitan entregarle viviendas de calidad a los chilenos”, afirmó el diputado de RN.

La discusión y votación en Sala estuvo marcada por la fuerte presencia de distintos comités de allegados que llegaron hasta el Congreso Nacional a manifestar su rechazo al proyecto de Integración Social.

La discusión y votación en Sala estuvo marcada por la fuerte presencia de distintos comités de allegados que llegaron hasta el Congreso Nacional a manifestar su rechazo al proyecto de Integración Social.

Otro de los elementos que se le habían cuestionado al proyecto de Integración Social es que la iniciativa proponía que las inmobiliarias que construyan cierto porcentaje de viviendas sociales en zonas bien equipadas, pudiesen no respetar las normas urbanísticas y pasar por encima de los planos reguladores. Fue justamente por esta razón que el diputado del Partido Por la Democracia y también miembro de la comisión de Vivienda, Rodrigo González, decidió rechazar el proyecto.

“Señala que pueden saltarse las normas de los planos reguladores para la instalación en determinadas áreas de la ciudad de estas edificaciones o bloques de edificios construidos con los recursos obtenidos, que pueden generar un gran caos y mucho desorden urbano, además de pasar por encima de las atribuciones que tienen los municipios“, justificó González.

Así, luego de la aprobación en la Cámara de Diputados, el proyecto de Integración Social del Gobierno pasará a segundo trámite legislativo y continuará su rumbo hacia el Senado.

 

El proyecto de Ley de Integración Social fue firmado por el presidente Sebastián Piñera en diciembre pasado. En la última semana, el Gobierno le quitó a la urgencia y se la repuso este martes, para ser votado este miércoles.

El proyecto de Ley de Integración Social fue firmado por el presidente Sebastián Piñera en diciembre pasado. En la última semana, el Gobierno le quitó a la urgencia y se la repuso este martes, para ser votado este miércoles.

Seguir Leyendo
Comentarios

Deja un Comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

PAÍS

Festival de Viña 2020: Ozuna, Pablo Alborán y Ana Gabriel son los nuevos confirmados

Published

on

Por

Ozuna entre los nuevos confirmados del Festival de Viña 2020.

Hace unas semanas, Virginia Reginato confirmó a Ricky Martin para el Festival de Viña del Mar. “La espera terminó, tengo el agrado de confirmar para el Festival de Viña del Mar 2020 a la súper estrella mundial Ricky Martín””, escribió Virginia Reginato en sus redes sociales.

El puertorriqueño se sumó a Mon Laferte y, de inmediato, se empezó a especular con nuevos nombres. Así, la jornada de este lunes 7 de octubre, La Tercera se aventuró a decir tres nuevos artistas, provocando la polémica. Según el matutino, Maroon 5 sería la carta con la que el certamen daría el gran golpe, pero no.

Tras desmentirlo la misma noche del lunes, este martes la organización dio tres nuevos nombres para el certamen. Se trata del reguetonero Ozuna, uno de los máximos exponentes del género urbano y que ya había sonado en el Festival de Viña hace ya algunas semanas.

Así se anunció en un evento en la Ciudad Jardín comandado por la alcaldesa y los animadores del evento veraniego. María Luisa Godoy y Martín Cárcamo se trasladaron hasta Viña del mar para confirmar al reguetonero y dos románticos.

Y es que, otro de los nombres que serán parte de Viña 2020, es el de Ana Gabriel. La mexicana volvería a subirse a la Quinta Vergara por cuarta vez, luego se sus shows en 2014, 1995 y 1992. Además, recordemos que la mujer estuvo en la Fiesta de la Independencia de Talca en 2016. Ahí, cantó ante más de 100 mil personas y marcó un buen rating.

https://twitter.com/cotyreginato/status/1181587733552226304

A ella y Ozuna, se suma Pablo Alborán. El español sigue cosechando elogios de la mano de su último álbum llamado “Prometeo”, álbum que lo trae por tercera a Viña.

fuente: Publimetro.cl

Seguir Leyendo

PAÍS

FUAS 2020: Se abre la postulación para acceder a Beneficios Estudiantiles para la Educación Superior

Published

on

Por

  • Formulario de inscripción estará abierto desde hoy y hasta el 30 de octubre y se puede completar en www.fuas.cl

 

“Queremos llamar a todos los jóvenes que el próximo año quieren ingresar a la educación superior y también a quienes ya están estudiando y no tienen beneficios, a completar el formulario y así postular a las 19 ayudas estudiantiles que entrega el ministerio. No queremos que ningún joven con talento quede fuera de la educación superior por motivos económicos”, enfatizó el Subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas.

 

Desde hoy y hasta el 30 de octubre a las 14.00 horas, el Ministerio de Educación inició el proceso de postulación a la gratuidad, becas y créditos para la Educación Superior 2020. En este proceso los estudiantes que el próximo quieran ingresar a centros de formación técnica, institutos profesionales o universidades, y aquellos que ya están cursando una carrera y no cuentan con ayudas estudiantiles, podrán completar el Formulario Único de Acreditación Socioeconómica (FUAS) en www.fuas.cl y así estar postulando a todos los beneficios estudiantiles del Estado. 

 

El seremi de Educación, Claudio Oyarzún explicó que “los estudiantes que ingresen a su primer año de Educación Superior en 2020 podrán optar a los siguientes beneficios: Gratuidad, Beca Bicentenario, Beca Nuevo Milenio, Beca Juan Gómez Millas, Beca Excelencia Académica, Beca Puntaje PSU, Beca Excelencia Técnica, Beca para Hijos de Profesionales de la Educación, Beca Juan Gómez Millas Extranjeros, Becas para estudiantes en situación de discapacidad, Fondo Solidario de Crédito Universitario, Crédito con Garantía Estatal (CAE), Beca de Alimentación (Junaeb)”. 

 

La autoridad resaltó que en el mismo sitio hay otros formularios que permiten optar a las Becas Vocación de Profesor y a las Becas de Reparación, por lo que en total los jóvenes pueden postular a 19 beneficios estudiantiles del Estado”. 

 

Finalmente, los estudiantes que ya están cursando una carrera podrán acceder también a la Gratuidad, y además a la Beca Bicentenario, Beca Nuevo Milenio, Beca Juan Gómez Millas, Beca para Hijos de Profesionales de la Educación, Beca de Articulación, Crédito con Garantía Estatal (CAE), Beca de Alimentación (Junaeb).

 

El año pasado más de 500 mil jóvenes postularon en este proceso y por eso desde ya el Ministerio de Educación tiene disponible una red de información en los portales del Mineduc, redes sociales y el Call Center de Ayuda Mineduc 600 600 26 26. 

 

FECHAS

 

Este miércoles 2 de octubre comienza el periodo de inscripción del Formulario Único de Acreditación Socioeconómica (FUAS) para acceder a la gratuidad, becas y créditos para la Educación Superior 2019, el cual se extenderá hasta el 30 de octubre a las 14:00 hrs.

 

QUÉ ES EL FUAS

 

El FUAS (Formulario Único de Acreditación Socioeconómica), es el primer paso para acceder a los beneficios estudiantiles y obtener financiamiento en la Educación Superior, ya sea Gratuidad, Becas y/o Créditos de arancel del Estado, además de la Beca de Alimentación que entrega la Junaeb.

 

Para el proceso 2020, además del FUAS (formulario principal) existen dos formularios de inscripción que permitirán acceder a distintos tipos de beneficios. Los otros formularios disponibles son:

 

  1. Formulario de Inscripción Beca Vocación de Profesor
  2. Formulario de Inscripción Becas de Reparación

 

*Se recomienda a los jóvenes revisar bien los formularios, de manera que completen el o los que correspondan.

 

QUIÉNES PUEDEN POSTULAR 

 

Alumnos nuevos y antiguos de Educación Superior, especialmente:

-Estudiantes que ingresarán a 1° año de una carrera de pregrado de Educación Superior en 2020. 

-Estudiantes que ya están cursando una carrera técnica o profesional, y que desean optar a beneficios estudiantiles. 

-Estudiantes con beneficios previos que desean optar a otros más favorables.

-Estudiantes con gratuidad o becas que no cumplan con los requisitos de renovación. De esta manera, estarán optando a los créditos Fondo Solidario y con Garantía Estatal (CAE). 

-Todos quienes se quieran matricular o ya estén matriculados en una institución adscrita a gratuidad. En su caso, es muy importante que completen el FUAS aun cuando no cumplan con los requisitos para acceder a gratuidad y otros beneficios, ya que la Ley de Educación Superior establece que podrán optar al cobro del arancel regulado más un porcentaje que dependerá de su nivel socioeconómico. 

-Por lo tanto, es conveniente que completen FUAS todos los estudiantes que quieran acceder o seguir estudiando en la Educación Superior en 2020.

-En el proceso anterior postularon más de 500 mil jóvenes, y esperamos este año superar esa cifra. 

 

DÓNDE SE REALIZA LA INSCRIPCIÓN

 

Directamente en www.fuas.cl, o en los sitios www.beneficiosestudiantiles.cl y www.gratuidad.cl.

Seguir Leyendo

PAÍS

Los mecanismos que tiene Chile para firmar el Acuerdo de Escazú

Published

on

Por

La principal preocupación de La Moneda es que al adscribir al tratado, Chile pueda ser demandado en temas de soberanía.

El Presidente Sebastián Piñera confirmó que Chile está evaluando si firmará el Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe, más conocido como Acuerdo de Escazú, documento que celebrará la firma de nuevos integrantes y la ratificación de los países adscritos este 26 de septiembre en una ceremonia en la sede de la ONU.

Respondiendo a las críticas por la demora en la firma de este documento, considerando la posición que ha adoptado Chile a nivel mundial en temas medioambientales y a que nuestro país fue uno de los promotores del acuerdo, Piñera indicó que “como Presidente yo tengo que firmar los acuerdos cuando sean buenos para Chile. Y estamos trabajando para que este acuerdo, con algunas observaciones y reservas, pueda ser un buen acuerdo para Chile“.

Los potenciales conflictos

Según ha señalado el Presidente Piñera, “este acuerdo tiene algunos problemas que tienen que ser resueltos antes de que Chile lo firme, por ejemplo, problemas de cesión de soberanía o problemas que pudieran llevar a Chile a que sea demandado ante cortes internacionales sin justificación“.

Esta justificación haría referencia al artículo 10 sobre la solución de controversias entre los países firmantes. Por ello, el Gobierno evalúa distintos mecanismos.

En conversación con El Dínamo, la abogada y docente de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Concepción, Paulina Astroza recordó que en el artículo 3 del tratado se establecen los principios del acuerdo, en donde se consagran los principios de soberanía permanente de los Estados sobre sus recursos naturales y de igualdad soberana de los Estados.

“El objeto y fin del Acuerdo de Escazú es la participación ciudadana, la transparencia y cooperación medioambiental. Cualquier interpretación que se haga tiene que ser acorde al tratado”, explica Astroza.

En caso de que los firmantes tengan un conflicto, el documento establece que las partes deben esforzarse por resolverlo por medio de la 36° Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), negociación o por cualquier otro medio de solución de controversias que consideren aceptable.

Asimismo, el firmante considerará obligatorio el sometimiento de la controversia a la Corte Internacional de Justicia o el arbitraje de conformidad con los procedimientos que la Conferencia de las Partes establezca. “Si las partes han optado por los dos mecanismos, el primero sería La Haya a menos que los involucrados acuerden lo otro. Entonces no hay un acceso inmediato a la Corte Internacional de Justicia”, expresa Astroza.

Sobre el conflicto que actualmente mantiene Chile y Bolivia respecto al río Silala, la abogada niega que el acuerdo sea puente para un nuevo litigio. “Esa causa ya está en La Haya y se refiere a cuáles son los derechos que el Derecho Internacional nos reconoce en la materia. No tiene nada que ver con el objetivo medioambiental de colaboración de los Estados”, agrega. En esa línea, indica que “no veo por dónde pudiera haber una demanda de soberanía. No le encuentro sustento”.

Mecanismos existentes

Existen tres mecanismos con los que Chile podría evitar que se le aplique el artículo 23 del Acuerdo de Escazú, siendo algunos más viables que otros.

Pese a que el Presidente Piñera dio a entender que podría firmar el acuerdo con “reservas”, esta postura sería incompatible con lo que establece el tratado, ya que en su artículo 23 se establece que “no se podrán formular reservas al presente Acuerdo”.

Astroza explica que en la reserva, “un Estado está de acuerdo con lo fundamental de un tratado, pero puede que no lo esté con una disposición. Es una declaración unilateral donde el Estado dice que un determinao artículo no se le aplica o se le aplica en un sentido diverso. Lo que se pretende con la reserva es que esa disposición no se te aplique”, indica la experta.

Otro de los mecanismos para plantear discrepancias en el texto es el de la enmienda. Según el artículo 21 del Acuerdo de Escazú, cualquier país podrá proponer enmiendas al tratado, las que se adoptarán en una reunión de la Conferencia de las Partes. Las enmiendas serán en consenso y, en caso que una enmienda sea sometida a votación, se requerirá una mayoría de tres cuartos de las partes presentes.

Para acceder a este mecanismo, Chile debe ser firmante. La abogada agrega que la enmienda “implica cambiar el tratado y cambiar la norma para todos, y para eso se requiere que todos los Estados estén de acuerdo”.

El canciller Teodoro Ribera aseguró en Radio Duna que “nosotros estamos trabajando para que los dos temas que nos preocupan puedan ser superados mediante una declaración interpretativa. Me refiero a precisar los conceptos de cooperación y si vamos a aceptar una clausula que permite la solución de conflictos en general”.

Astroza explica que una declaración interpretativa “también es un acto unilateral, pero su objetivo es aclarar cómo se aplica determinada norma. Acepta el tratado y es posible en el acuerdo de Escazú, pero en ningún caso puede  pretender que una norma no se te aplique, porque en ese caso, aunque le llames declaración interpretativa, es una reserva”.

Seguir Leyendo

Siguenos en Facebook

NOTICIAS MÁS LEIDAS